Viernes, 6 de Julio del 2012

EN NUESTRO DECIMO ANIVERSARIO

LOS RETRASOS DE PAGO DE LAS DEUDAS DE NUESTRA ADMINISTRACIÓN AUTONOMICA

NOS LLEVAN A PLANTEAR EL CIERRE DE NUESTRA ENTIDAD.

 

 

Esta situación era totalmente inconcebible para nuestro colectivo puesto que desde el principio teníamos muy claro que aquellos proyectos que estaban concedidos y tenían asignada una partida presupuestaria, debíamos llevarlo a cabo puesto que ese dinero estaba reservado para ese fin.

 

Nuestra sorpresa fue cuando después concluir nuestros proyectos como entidades sin margen  y aportando personalmente las cantidades necesarias para poder acabar este proyecto en la medida de nuestras posibilidades y confiando en la seriedad de la Administración Autonómica. Se retrasan un año en cumplir con este pago. Como consecuencia y para hacer frente a determinados pagos urgentes hemos de  garantizar personalmente esta deuda ante entidades bancarias. Esto nos supone un grave coste que aportamos desde nuestros ingresos personales de pensión etc.

 

Nuestras llamadas  son varias y no conseguimos que se nos pase con nadie responsable de la Consellería de Hacienda, sino que se nos informa directamente desde el teléfono 012 del PROP.

 

Para ello además no nos hace falta identificación, directamente una telefonista informa de cada una de las cantidades  a quien quiera llamar.

 

La Consellería de Hacienda después de dos años de retraso en el pago nos tiene sumidos en tal estado de incertidumbre  y desconfianza  que no nos permite seguir adelante. Gracias a sus incumplimientos nos lleva a un cierre total de nuestra entidad. No sólo afecta el impago sino que se ha llevado por delante el poco remanente que podíamos tener para hacer frente a nuestra gestión diaria.

 

En estos momentos y gracias al apoyo desinteresado como en nuestro principio del Presidente de AADEM VB y de colectivos Empresariales Fundación Jorge Alió Asociación de empresarios de la Vega Baja (ASEMVEGA), PRAXEM Consultores,  Departamento Creativo (DC), entidades sociales como Club Rotary de Orihuela, y el apoyo la Universidad Miguel Hernández así como de los Ayuntamientos de Granja de Rocamora y Almoradí,  hasta ahora podemos seguir dando unos servicios personalizados pero esto se acaba los intereses de esta deuda nos están quebrando salvo que aparezca una solución efectiva y urgente sólo nos cabe cargar en la conciencia de nuestro gobierno autonómico esta situación.